Organización Marítima Internacional hace un llamado a reconocer a la gente del mar

0
381

Este año la Organización Marítima Internacional (OMI), en su campaña del Día de la Gente de Mar, llama a los Estados miembros a reconocer a la gente de mar como trabajadores clave, y a proporcionarles el apoyo, la asistencia y las opciones de viaje disponibles durante la pandemia.

El comercio marítimo internacional y el mundo cuentan con un gran aliado incondicional: la gente de mar. Es por ello que, en reconocimiento a estas personas, la OMI promulgó en la Conferencia de Manila del año 2010 el día 25 de junio como Día de la Gente de Mar.

¿Quiénes son “la Gente de Mar”?

El término “gente de mar” se refiere al colectivo formado por aquellas personas relacionadas con la actividad marítima (comercio, transporte, acuicultura) dentro de una embarcación y aquellos que prestan apoyo desde tierra: tripulantes de buques (desde el capitán hasta el cocinero). Pescadores de altamar, entre otros.

Cabe destacar que en el cumplimiento de su labor la gente de mar está expuesta a diversos riesgos y situaciones como incidentes marítimos involuntarios que pueden causar daño ambiental o pérdidas de vidas, con posibles responsabilidades penales.

Además, estas personas pueden sufrir por las condiciones ambientales adversas como tormentas, maremotos o tsunamis. También dificultades para facilitar los cambios de tripulación en los puertos marítimos, debido a los protocolos establecidos en los diversos países y zonas geográficas que obstaculiza el relevo del personal marino.

Otro de los principales problemas es el de piratería, contrabando y trata de personas.

La Mujeres del Manglito, ejemplo de resiliencia de la gente de mar

En el año 2011 los pescadores del Manglito, La Paz (Baja California), llevaron a cabo una veda responsable para la pesca del callo de hacha, un molusco cuyo precio en el mercado es alto. Ese paro que tenía como objetivo entender mejor el funcionamiento del animal para en unos años contar con una mayor reproducción y en consecuencia un mayor volumen, se vio colapsado por un problema que siempre había existido, el de la pesca ilegal.

Debajo de un pino torcido y solitario, un sofá viejo y cuatro sillas destartaladas se ubica la oficina de las mujeres del Manglito. Organizadas en dos grupos, el de mañana y el de la tarde, estas doñas consiguieron lo que sus maridos no, echar a los drogadictos que mal vendían su bien más preciado, el callo de hacha y el eco manejo de una zona degradada. “Lo que no pudieron ellos, lo hicimos nosotras”.

El Manglito, una zona de pescadores estigmatizada por las drogas y la pobreza, se enfrentaba entonces con un problema en la zona de adicción a la metanfetamina (cristal). Los adictos, aprovechando que el callo se encuentra en la orilla del manglar, se escondían detrás de los mangles y lo malvendían. Eran tiempos difíciles, las mujeres veían como sus maridos llegaban del mar con las manos vacías y como los drogadictos se llevaban su producto.

Te invitamos a leer el reportaje completo de estas mujeres, haciendo clic en la imagen:

Foto: Ginnette Riquelme (DA CLIC EN LA IMAGEN PARA LEER EL REPORTAJE COMPLETO)

También podría interesarte: “El patriarcado es el origen de un sistema poco sustentable”


La gente del mar ante la COVID-19

Desde el 31 de enero pasado, en que la OMI emitió la Circular Letter 4204, a propósito de la COVID-19 y hasta el 21 de mayo, se han publicado 17 adendas, varias de las cuales, se refieren explícitamente al papel fundamental en la economía mundial del tráfico marítimo y de la necesidad de considerar a la gente de mar, como trabajadores clave, así como sobre la urgencia de que se instrumenten las medidas necesarias para los cambios de tripulación y las repatriaciones.

Se hace especial hincapié en que los periodos de servicio a bordo de los  buques no pueden  prolongarse indefinidamente, debido a los efectos  peligrosos que ello tiene para el bienestar de la tripulación de los buques y, sobre todo, para la seguridad de las operaciones de estos.  Por todo ello se aliente a los gobiernos a que adopten medidas urgentes para abordar esta cuestión.

El lema del año 2020 es “La gente de mar son trabajadores clave”, motivado a su laboren el mantenimiento del flujo de bienes vitales (alimentos, medicinas, suministros médicos, entre otros) en el marco de la pandemia por COVID-19.

Esta campaña nos motiva a tratar a la gente de mar con dignidad y respeto. Apóyalos usando el hashtag de la campaña de este año #SeafarersAreKeyWorkers.


¿Tu organización es socialmente responsable y trabaja a favor de la sostenibilidad?

Quién es quién en la RSE de Valor Compartido
Da clic en la imagen para más información

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here