Operación global contra contaminación marina detecta más de 500 delitos

0
157

El día de hoy, ONU Medio Ambiente señaló que una operación policial internacional contra la contaminación marina reveló cientos de violaciones y expuso graves casos de polución en todo el mundo.

Con el nombre de 30 días en el mar, la operación de un mes (del 1 al 31 de octubre) permitió que 276 agencias ambientales y de aplicación de la ley en 58 países detectaran más de 500 delitos, incluidas descargas ilegales de petróleo y basura desde embarcaciones, desguaces de buques, incumplimientos de las regulaciones sobre emisiones de buques, y contaminación en ríos y escorrentías terrestres hacia al mar.

Dirigida por una red global de 122 coordinadores nacionales, 30 días en el mar involucró a agencias ambientales, marítimas y fronterizas, fuerzas policiales nacionales, aduanas y autoridades portuarias.

“Necesitamos la ayuda de nuestros aliados encargados de hacer cumplir la ley para garantizar que no haya impunidad para los perpetradores de los delitos de contaminación marina”, dijo el director ejecutivo de ONU Medio Ambiente, Erik Solheim, quien estima que la comunidad global avanzará mucho más en los controles de este tipo de contaminación durante la próxima década.

Una preocupación global

La investigación destacó que más de 5.200 inspecciones durante la operación resultaron en al menos 185 investigaciones y se esperan más arrestos y acusaciones.

“Los delincuentes creen que la contaminación marina es un crimen de bajo riesgo sin víctimas reales. Esto es un error que INTERPOL y nuestros socios están abordando, como lo demuestra esta operación”, dijo el Secretario General de INTERPOL, Jürgen Stock.

“La contaminación marina crea riesgos para la salud que socavan el desarrollo sostenible y requieren una respuesta cooperativa multisectorial y de múltiples agencias dentro de una sólida arquitectura de seguridad global”, añadió Stock.

Los casos de contaminación grave incluyeron el vertido de desechos de granjas de animales en aguas costeras de Filipinas donde las comunidades locales recolectan mariscos y los niños juegan.

En Alemania, un barco descargó 600 litros de aceite de palma en el mar. En Ghana, las autoridades descubrieron galones de residuos de aceite en grandes botellas que posiblemente fueron botadas ilegalmente.

Las autoridades evitaron un desastre ambiental en Albania al confinar las aguas alrededor de un barco naufragado con una carga de 500 litros de petróleo.

Del mismo modo, las autoridades pudieron mejorar la detección de delitos gracias a tecnologías innovadoras como imágenes satelitales (en Argentina y Suecia), vigilancia aérea (Canadá, Italia), drones (Nigeria, Indonesia y Pakistán) y cámaras de visión nocturna.

Las tecnologías de vigilancia visibles utilizadas en Qatar y Noruega han resultado en un cumplimiento más estricto de las regulaciones por parte de los usuarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here