El crecimiento inclusivo y la reducción de la pobreza fueron los temas centrales del evento “Subir el estándar: Qué funciona para reducir la pobreza e impulsar el crecimiento”, en el cual ministros de países de ingreso bajo y mediano junto al presidente del Grupo Banco Mundial, David Malpass, compartieron historias exitosas, desafíos e ideas para ayudar a estimular el crecimiento.

El ministro de Planificación y Cooperación Internacional y ministro de Estado para Asuntos Económicos de Jordania, Mohamad Al-Ississ, destacó el crecimiento de su país pese a la crisis de refugiados sirios.

Por su parte, la ministra de Planificación de Níger, Aïchatou Boulama Kané, promocionó la iniciativa de las 3 N que está combatiendo la pobreza rural y el hambre.

El gobernador del Banco Central de Kenya, Patrick Njoroge, resaltó la revolución en materia de inclusión financiera como consecuencia de las tecnologías digitales, señalando que el 90 % de las transacciones se realiza a través de teléfonos móviles.

Al-Ississ y Njoroge concordaron en que las reformas pueden reportar dividendos a mediano y largo plazo, pero para dar esperanza a las personas en el corto plazo los países deben abordar el desempleo, ayudar a las pequeñas empresas y reforzar la protección social y el desarrollo humano.

Kané se centró en las maneras de transformar la economía rural y aumentar la inclusión económica de las mujeres.

Malpass habló de la importancia de la facilitación del comercio y resaltó la necesidad de que exista transparencia de la deuda. Destacó también que es necesario conectar a los mercados, reducir los costos de transacción de las remesas y abordar la expansión urbana que puede afectar recursos como el agua. El panel fue moderado por la vicepresidenta de Crecimiento Equitativo, Finanzas e Instituciones del Grupo Banco Mundial, Ceyla Pazarbasioglu.

Aquí puedes ver la mesa completa:

Con información de Banco Mundial

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here