Acciones de solidaridad que está despertando el COVID-19

0
1381

En muchos países del mundo la situación social por la pandemia de COVID-19 cada vez está más crítica. Más países están haciendo llamado a la población para que se mantenga en cuarentena, todos los días (no importa desde qué parte del mundo estés leyendo esto) despertamos con más contagios, más muertos, pero también muchos recuperados.

La situación de salud detonó, en muchos países, la realización de compras de pánico, lluvia de noticias falsas, ataque a miembros del sector salud e incluso abandono de mascotas por el miedo a que fueran portadores de coronavirus.

Sin embargo, no todo ha sido negativo.

Donación para animales

En Colombia, varias organizaciones internacionales y empresas privadas se unieron a la campaña nacional de apadrinamiento de animales de calle y aquellos que se encuentran en cautiverio mientras el país está en confinamiento.

Bajo el lema #NoEstánSolos, se encuentra participando también el Ministerio de Ambiente y entre los involucrados han instalando comedores callejeros para perros y gatos abandonados en las calles de Villavicencio. Adicionalmente, hay una campaña para que los habitantes de esa región donen concentrados y alimentación para estos animales. 

Cubre bocas para los más vulnerables

En España, por medio de redes sociales, se dio a conocer a una mujer de la tercera edad, con parkinson, que trabaja para entregar cubre bocas a quienes los necesiten ante la contingencia que se vive en el mundo,

Con notable dificultad por sus temblores consecuencia del síndrome de parkinson, la señora manda un esperanzador mensaje mientras sostiene tijeras y tela para elaborar mascarillas.

“Tenemos que colaborar todo el mundo. Es justo que ayudemos porque todos los médicos y todas las enfermeras y los que no son médicos y enfermeros hacen lo que pueden y más” .

En el video difundido también señala que “vamos a salir, poco a poco, pero saldremos como de otras cosas. Hemos salido de todo”.

Otro caso popular en España…

Imagen ilustrativa

Margarita Gil Baro, una anciana española de 84 años, se volvió popular en redes sociales, tras darse a conocer que la mujer confecciona 50 tapabocas diarios, para “ayudar” con la crisis que vive su país a causa de la propagación del coronavirus.

Desde su aislamiento, se sienta en su máquina de coser entre 8 y 9 horas diarias, para hacer mínimo 50 mascarillas.

En México, Maximiliano Rivera Castro, un joven de 21 años, estudiante de medicina en Coahuila se ofreció a hacer el súper de adultos mayores

Al exterior de su domicilio, ubicado en el fraccionamiento Portal del Sur, el estudiante colocó un letrero para informar a sus vecinos sobre su intención de apoyarlos durante la contingencia, y no quedarse cruzado de brazos ante el riesgo que tienen los adultos mayores por contraer este virus.

En Tampico (México), los responsables del restaurante “La Posta”, Alfredo Villanueva Zúñiga y su esposa Diana María, decidieron apoyar a las personas que se quedaron sin trabajo a causa del coronavirus. 

Sirvieron 100 platos de picadillo con arroz (el jueves 26 de marzo) y lo van a replicar cada jueves mientras dure la contingencia, lo cual hacen, por humanidad.

(Foto: Milenio /Yazmín Sánchez

El chef español y estadounidense José Ramón Andrés Puerta, más conocido como José Andrés,  convirtió temporalmente sus restaurantes en cocinas comunitarias para ofrecer almuerzos para apoyar a las familias de bajos ingresos, las personas sin hogar y los adultos mayores.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here