Groenlandia sigue sufriendo la pérdida de capa de hielo

0
442
Groenlandia sigue sufriendo la perdida de capa de hielo
Imagen ilustrativa por: Pixabay

Groenlandia sufrió el año pasado una pérdida anual de capa de hielo cifrada en unas 532 gigatoneladas (Gt), lo que supone un 15 % más que lo registrado en 2012 y revierte la tendencia de menor pérdida observada en el periodo 2017-2018, según un estudio que publicado por Nature.

La capa de hielo de Groenlandia (GrIS) está perdiendo masa a un ritmo acelerado en el siglo XXI, lo que la convierte en el principal contribuyente al aumento del nivel del mar. 

Esta perdida se debe tanto al aumento de la escorrentía (agua de lluvia que circula libremente) de agua de deshielo superficial como a la ablación de los glaciares de salida que terminan en el mar a través del desprendimiento y el derretimiento submarino, denominado descarga de hielo. 

Pérdida de la capa de hielo de Groenlandia

En el estudio, publicado en el portal web Nature, combinan más de tres décadas de productos de observación detectados a distancia de la velocidad de salida del glaciar, la elevación y los cambios de posición frontal en toda la capa de hielo. 

También comparan la variabilidad decenal en la posición de la descarga y el frente de partición y encontraron que el aumento de la descarga de los glaciares se debió casi por completo al retroceso de los frentes de los glaciares, en lugar de a los procesos de la capa de hielo tierra adentro, con una aceleración notablemente constante de 4% a 5% por km de retroceso en todo el territorio.

La pérdida total de masa de GrIS durante el período 1992-2018 se debió a contribuciones aproximadamente iguales de ambos términos (escorrentía y derretimiento submarino) pero con una mayor contribución del aumento de la escorrentía de fusión después de 2000, cuando las pérdidas de masa se aceleraron. 


También te puede interesar: Reducciones históricas en la extensión del hielo marino del Ártico


Las estimaciones de la descarga de la capa de hielo durante varias décadas y con una resolución anual, o más fina, brindan información sobre la respuesta de la capa de hielo al forzamiento climático a largo plazo y al cambio continuo. 

La variabilidad estacional e interanual en la dinámica de la capa de hielo es difícil de resolver antes del año 2000 debido a lagunas de datos temporales y espaciales. Las tasas de retroceso de los glaciares de Groenlandia se han acelerado y trabajos anteriores han identificado relaciones entre la velocidad y el retroceso de los glaciares y el área de los glaciares para subconjuntos más pequeños de glaciares de Groenlandia. 

El estudio encontró que la descarga en todo el GrIS es ahora 14% mayor que la tasa observada durante 1985-1999, luego de un aumento escalonado observado durante principios de la década de 2000. 

Tras el aumento escalonado de la descarga, los totales de todo el GrIS se han mantenido relativamente estables a tasas cercanas a 495-500 Gt al año, lo que refleja un aumento que fue suficiente para cambiar efectivamente la capa de hielo a un estado de pérdida de masa persistente.

Para ver el estudio y ampliar la información, puedes visitar el portal web de Nature (ver el estudio).


¿Tu organización es socialmente responsable y trabaja a favor de la sostenibilidad?

Quién es quién en la RSE de Valor Compartido

Aquí te dejamos la información completa para participar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here