¿Te emocionaste con el concierto final de Bohemian Rapsody y no te preguntaste dónde acabó el dinero recaudado?

0
815

El final de la taquillera Bohemian Rapsody se encuentra entre los minutos más vibrantes que se han proyectado este 2018 en las salas de cine de todo el mundo.

El film repasa hasta el último detalle la actuación de Queen en este concierto benéfico que se organizó simultáneamente en Londres y Filadelfia en 1985, y que tuvo como fin recaudar dinero a paliar la hambruna ocasionada por las sequías en Etiopía y Somalia. La exitosa película recuperó la, para muchos, mejor actuación de las decenas de bandas que participaron en aquel evento que no escapó a la sombra de la sospecha.

Live Aid nació una noche de 1984 en la que el músico, actor y activista, Bob Geldof, llegó a su casa y encontró a su novia entre lágrimas después de haber visto el programa informativo de la BBC, el famoso Nine O’Clock News.

El noticiario inglés abría con imágenes impactantes de la crisis humanitaria que padecían miles de personas en la zona conocida como el Cuerno de África acompañadas por las siguientes palabras: “amanece, y cuando el sol aparece en el frío penetrante de la noche en las llanuras fuera de Korem, una hambruna bíblica en pleno siglo XX es iluminada. Este lugar, dicen los trabajadores, es lo más parecido al infierno en la tierra”.

Ese reportaje no sólo despertó el activismo de Geldof quien inició la composición de ‘Do they know it’s Chritsmas?’ para grabarla junto a la flor y nata de pop británico en el súper grupo ‘Band Aid’.

El reportaje del periodista Michael Buerk y el camarógrafo Mohammed Amin conmovió millones de conciencias tras ser transmitido por 425 televisoras de todo el planeta. Se viralizó en el argot actual.

La gran acogida del single de Band Aid, motivó a Geldof a preparar el concierto Live Aid, el espectáculo con el que Bohemian Rapsody decide concluir la narración sobre la vida de Freddie Mercury. El concierto fue retransmitido en directo vía satélite en más de 72 países y fue uno de los eventos musicales más vistos en todo el mundo. Desde aquella fecha, el 13 de julio fue declarado Día Mundial del Rock.

En los conciertos simultáneos en los estadios de Wembley (Londres) y JFK (Filadelfia) participaron decenas de bandas de manera gratuita y se recaudaron entre 50 y 70 millones de libras esterlinas. Lo recaudado se destinó a disminuir los efectos de la hambruna sumados a los del conflicto que se vivió en aquellas fechas en la zona.

Años después, en 2010, la BBC publicó un reportaje en el que se señalaba que el 95% de la ayuda que se obtuvo en aquellos meses, también el conseguido con los conciertos, se usó para la compra de armas por parte del Frente de Liberación Popular de Tigray. Una noticia que no sentó bien a Gedolf y quien pidió que rodaran cabezas del departamento de información internacional de la BBC.

La investigación de la BBC incluyó los testimonios de rebeldes y trabajadores de ONG. En ellos, Aregawi Berhe, quien fuera comandante del Frente de Liberación Popular de Tigray, admitió que solo el 5% del dinero de ayuda se usó para alimentar a los hambrientos.

“Les mostramos grandes cantidades de grano”, señalaba en dicho reportaje Gebremedhin Araya, ex jefe de finanzas de los rebeldes. “Pero si ibas allí, la mitad del almacén estaba lleno de arena recolectada del río Tekeze. Los engañamos lo mejor posible”. “Parte de la ayuda se usó para comprar armas. La gente no consiguió ni medio kilogramo de maíz”.

Además, el reportaje respaldaba la afirmación de una evaluación de la CIA de 1985, en la que la agencia de inteligencia estadounidense constataba que “algunos fondos para operaciones de socorro… casi con toda seguridad se están desviando para fines militares”.

Si bien Geldof rechazó la acusación, estuvo de acuerdo en que algunos fondos pudieron haber sido mal utilizados. “Es posible que en uno de los peores conflictos de larga duración en el continente se perdiera algo de dinero”, dijo al Times. Geldof apuntó además que las afirmaciones del reportaje acusaban al Live Aid, pero en aquella zona trabajan otras organizaciones por lo que “todas pudieron ser engañadas”.

Finalmente y tras una queja interpuesta por parte de Band Aid Trust, la BBC investigó estas declaraciones y llegó a la conclusión de que no había pruebas de ellas y que no deberían haber sido transmitidas. La BBC se disculpó “sin reservas con Band Aid Trust por la impresión engañosa e injusta que se creó” e hizo las correcciones en sus respectivos canales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here