2019, el año para profesionalizar al sector ambiental

0
308
Paulina Martínez, coordinadora de Proyectos de Earthgonomic

Por: Paulina Martínez, coordinadora de Proyectos de Earthgonomic

La capacitación es una de las mejores respuestas a la necesidad que tienen las organizaciones o instituciones de contar con un personal calificado y productivo, mediante conocimientos teóricos y prácticos que potenciarán la productividad, incluyendo aquellas áreas enfocadas en el ramo de la sustentabilidad.

En el ámbito de la Responsabilidad Social Corporativa, la capacitación respecto a temas ambientales, también es una de nuevas prioridades dentro de las habilidades a revisar en la contratación del capital humano.

De ahí que es de vital importancia potenciar el fortalecimiento de capacidades y conocimientos que logren iniciar o fortalecer los hábitos de cuidado medioambiental, basados en talleres, cursos y certificaciones que generen un detonador de cambio a favor del equilibrio ecológico.

Las instituciones y organizaciones son organismos vivos que evolucionan y deben aprender a adaptarse a su entorno natural, es decir que todas estas transformaciones en el ecosistema de los negocios representan un reto, pero también un espacio de crecimiento y aprovechamiento social, ambiental y económico.

Desafortunadamente en México hemos quedado rezagados en cuanto a la comprensión e implementación de la sustentabilidad, utilizando solamente los principios básicos de la RSE o la ISO 26.000, que en la gran mayoría de las ocasiones tampoco es bien implementada.

Usualmente suceden dos cosas: no existe en las empresas el área de trabajo para la sustentabilidad y por tanto este eje transversal no existe en la operación del negocio; en otras situaciones se asigna la responsabilidad de desarrollar estrategias de sustentabilidad a personas profesionalmente ajenas o no preparadas para ello.

No es difícil encontrar empresas donde asignan al responsable de comunicación, a RRHH e incluso a un contador para desarrollar y ejecutar estos planes.

La capacitación es una manera altamente efectiva para evitar la rotación de personal, mejorar la cultura organizacional, a cumplir y mejorar el alcance de metas y objetivos, mejorar la imagen y reputación, mejorar la productividad y rentabilidad, entre muchos otros beneficios derivados. Sin embargo, la capacitación aleatoria no será efectiva cuando se persiguen fines de responsabilidad ambiental empresarial.

Directivos y colaboradores deben formarse constantemente en materia de sustentabilidad y romper este mito de que basta saber un poco sobre cómo cuidar las plantas, colocar letreros de “cuida el agua” en los espejos de los servicios sanitarios o donar dinero a una organización.

Claro que es necesario que una persona asuma el rol de líder de proyectos sociales y ambientales tenga una formación profesional para ello, pero también es importante fortalecer el conocimiento en materia para otros ámbitos. Imagina qué sucede cuando parte de una estrategia excelentemente armada consiste en hacer un donativo en especie y el contador de la empresa piensa que los donativos son “ridículos” y representan una “pérdida”.

La herramienta por excelencia para el crecimiento sustentable en el negocio es la capacitación en materia de responsabilidad social y ambiental empresarial, formal y especializada.

La capacitación es fundamental, tanto como la participación de toda la cadena de valor de una empresa, cuando se quieren tener éxitos reales, cuantificables y congruentes que hagan de la sustentabilidad una estrategia formal y no sólo un recurso para el marketing social.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos.

Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here